"LAS  AVENTURAS  DE  FLASH  GORDON"       

Flash Gordon editado en España

FLASH GORDON EN DOLAR

FLASH GORDON EN DOLAR SERIE B

Artículo de Antonio Martín sobre Flash Gordon en España



Publicamos en esta página un excelente artículo que Antonio Martín escribió para la novela de Alex Raymond "Flash Gordon en las cavernas de Mongo", en 1973. Se trata de un artículo en el que podemos leer los comienzos de Flash Gordon tal como se publicaron en España. Lógicamente, estando escrito en 1973, sólo abarca hasta las publicaciones de ese año. A lo largo del mismo, iré poniendo enlaces con páginas en las que se podrán ver las colecciones que Antonio Martín va mencionando en su artículo y al final del mismo seguiremos con las colecciones posteriores a 1973.

Corresponde a la Hispano Americana de Ediciones, S. A. empresa filial de la editorial italiana Vecchi, el mérito de haber introducido en el mercado español a los más populares- héroes del comic americano de los años 30. Efectivamente, a través de las páginas del Aventurero, Yumbo y la Revista de Tim Tyler la Hispano Americana dio dimensión popular y anténtica difusión nacional al género de la historieta, logrando esto, precisamente, gracias a los personajes del King Features Syndicate que distribuía en Europa la agencia Opera Mundi.

De estos personajes, el más famoso, el que mayor impor­tancia alcanzó en la España de la segunda República y. poste­riormente, en los años cuarenta y cincuenta de la posguerra fue Flash Gordon, creación afortunada de Alex Raymond en 1934. Editado primero en el Aventurero -versión más o menos fiel de la revista que en Italia publicaba Nerbini con el ge­nérico de L’Aventuroso-, el personaje se afianzó en el gusto de los lectores españoles a partir de esta primera edición, hasta el punto de que, famoso entre los más famosos héroes de la cultura de masas nacional, Flash Gordon ha superado larga­mente la docena de diferentes ediciones españolas.

1. ¡¡La destrucción del mundo!! Con este título apoca­líptico y sensacionalista, traducción fiel de la versión italiana, comenzó a publicarse el comic de Flash Gordon en el número 11 del Aventurero (14 de mayo de 1935). El personaje se daba en portada de la revista, a todo color, iniciándose sus aventu­ras cronológicamente a partir de la primera plancha dominical dibujada por Raymond.

Para valorar ésta y otras ediciones que la Hispano Ameri­cana acometerá a partir de la versión italiana de Flash Gor­don, siempre con un exceso de fidelidad al enfoque dado al personaje por los editores italianos, hay que tener en cuenta la enorme dependencia que durante buena parte de su historia tuvo la empresa barcelonesa respecto de la casa Editora Vecchi, de la cuál recibió durante mucho tiempo las planchas con que publicar los personajes que animaban sus revistas. Es así como Flash Gordon, que Alex Raymond presentaba en la viñeta seis de la primera página dominical como un «graduado en York y renombrado jugador de polo», se convertía en la edición de Nerbini y a través de ella en la española en un «co­misario de policía», lo que, además de permitir toda suerte de reflexiones, hace pensar si buena parte de las alteraciones que ‘Flash Gordon tenía -en esta primera edición española -en tex­tos y dibujo- no provenían acaso de haber utilizado como material de reproducción el que entonces se difundía en la Italia fascista...

- Semana tras semana, los lectores españoles conocieron a través del Aventurero la saga de Flash Gordon y, al tiempo que se asomaban a los fantásticos mundos que Raymond inventaba en sus dibujos -hombres-halcones, hombres-leones, reinos submarinos y arbóreos, etc.-, conociendo a los protagonistas, buenos y malos. integrales, que poblaban la historia, pudieron apreciar también la rápida y progresiva evolución en calidad que Raymond logró en estos años. Y ello con el mag­nífico complemento que el Aventurero ofrecía, publicando tam­bién «X-9», de Raymond; «Popeye», de Segar; «Tarzán», de Foster; «Mandrake», de Phil Davis. etc.; en este magnífico repertorio de personajes Flash Gordon tendrá. siempre los ho­nores de la portada -excepto en los números 111 al 118, en que la ocupó «Tarzán»-, hasta llegar al número 166 (20 de diciembre de 1938), último de la revista.

2. Flash Gordon en la Colección de «Las grandes aven­turas». En marzo de 1936 la Hispano Americana de Edicio­nes intenta en España la difusión de un tipo de publicación que, si bien contaba ya con antecedentes -a cargo de Buigas. Heras, El Gato Negro y otros editores populares-, por sus características y calidad de contenidos resultaba una verda­dera novedad para el público lector. Se trataba del cuaderno de historietas, y bajo el título genérico de «Las Grandes Aven­turas» se reproducía el modelo italiano del «albo». Ya en el número 47 del Aventurero una gacetilla anunciaba con abun­dancia de adjetivos : - « La magna publicación de esta hora. Una joya de muchísimo texto, impresa a múltiples colores, gran presentación... » Y era verdad. La colección, de gran calidad, se nutría de las planchas ya publicadas en las revistas de la editorial, ahora agrupadas en cuadernos apaisados de contenido monográfico; el primer cuaderno se dedicó a «Tim Tyler», el segundo al «Agente Secreto X-9» y el siguiente a Flash Gordon.

Este tercer cuaderno se publica como «álbum Flash Gordon» y el título era La destrucción del mundo -24 páginas a todo color, más cubiertas en cartulina, por - 75 céntimos en cada página se reproducía una de las planchas dominicales originales, planchas que en la edición del Aventurero habían sido fragmentadas en función del tamaño gigante de la revista, dándose en cada portada de la misma una plancha y la mitad de otra.

La colección pasó casi inadvertida a pesar de su interés, debido tanto a la abundancia de títulos importantes que enton­ces llenaban los puntos de venta como a las especiales circuns­tancias que a la edición había de dar muy pronto la fecha del 18 de julio de 1936.

3. Las ediciones de la Hispano Americana. Tras la gue­rra española, y ante la dificultad existente para la edición de revistas periódicas, la Hispano Americana retoma su antigua -colección de cuadernos de historietas, adaptándola a las nuevas circunstancias.

A partir de este momento la Hispano Americana inicia una cadena de ediciones de Flash Gordon, unas veces a partir del material americano pasado por Italia, otras calcándolo de tebeos americanos e incluso dándolo a dibujar a artistas españoles para completar episodios. Las múltiples versiones en cuadernos de diferentes formatos y precios, con un aprovechamien­to sucesivo y reiterado del mismo material, repiten muy apro­ximadamente la ficha hemerográfica de «The Phantom».

Cuando los cuadernos de « Las Grandes Aventuras » ya han arraigado en el mercado, se introduce en ellos, a partir del número veintiuno, a Flash Gordon. Primero en grandes cuader­nos apaisados, que vuelven a dar el material del Aventurero -24 páginas impresas en negro, más cubiertas en papel im­preso a todo color, 2,50 pesetas-; la editorial los anuncia como números extraordinarios y como tales publica: El rayo celeste, La ciudad de los hombres-halcones, La sombra ven­gadora... Tras estos primeros cuadernos se reinicia la edición del material, en el mismo formato pero con menor número de páginas y precio, a base de partir en dos los episodios ante­riores, obteniendo así mayor número de títulos: Curiosamente en estas ediciones Gordon se llama «Flas» sin hache, y el doctor Zarkov pasa a llamarse Zarro. Las ediciones en cua­dernos se complementan con los álbumes que recogen varios episodios, en el mismo formato de los cuadernos, encuaderna­dos primero en cartulina verde -con los interiores impresos en sepia- y luego en cartoncillo estampado en rojo; se daba así nueva comercialidad al personaje. Curiosamente en el pri­mero de estos álbumes se convertía a ‘Flash Gordon en «intrépido periodista». Cuadernos y álbumes cubrieron varios años de edición a lo largo de la década de los cuarenta, al tiempo que la Hispano Americana realizaba otras ediciones del personaje.

Interesada siempre en poner de nuevo en marcha una revista de historietas, la Hispano Americana lo intentó en diversas ocasiones, frecuentemente con escasa fortuna, y ello pese a recurrir como apoyo a la popularidad de Flash Gordon. En 1944, cuando la Hispano Americana toma de las manos de Teodoro Delgado la edición de la revista Leyendas infantiles, reserva la portada para Flash Gordon, publicando sus aventu­ras desde el número 100 hasta el 183, período en el que se produce la transición del material de las manos de Alex Ray­mond a las de su ayudante Austín Briggs, por más que en esta edición ello no sea prácticamente perceptible, entre otras ra­zones debido a que las planchas publicadas eran calcadas por dibujantes españoles de revistas brasileñas. Es también en Le­yendas donde encontramos páginas apócrifas de autores nacio­nales, dibujadas para empalmar distintos episodios, y como caso más interesante tenemos el material de los números 160 y 161 que está realizado por Jesús Blasco.

También en 1944 la Hispano Americana lanzó su publicación Ediciones Aventurero, en cuyos números 19 al 31 se pu­blicó en portada el episodio, dibujado por Austin Briggs, en que Flash Gordon. se enfrentaba con los «duendes». Se trataba de aprovechar la comercialidad del personaje para levantar una publicación, que ya desde su primer número acusaba los pro­blemas derivados de la nueva orientación que la posguerra imponía a las publicaciones de historietas, más graves respecto de una revista que se producía según el recuerdo de modelos de los años treinta; ello y la más realista competencia de otros editores españoles arrastró a este segundo Aventurero a su desaparición.

Tras publicar algunos episodios de Flash Gordon en la Serie Extra -y entre ellos el muy famoso entre los aficionados - «Flash Gordon vuelve a la Tierra», en tira diaria de Briggs, la Hispano Americana intenta en 1949 una postrera comercialización de Flash Gordon, al incluirlo en el sumario de su nueva revista Rip Kirby, la cual en sus trece números de vida publicó material de Briggs. sin que tampoco ello contribuyera a salvar la revista.

Hay que convenir aquí cómo, siendo cierta la apreciación de la Hispano Americana según la cual el material de Flash Gordon era una baza comercialmente fuerte para respaldar una publicación de historietas, ello fallaba al cambiar las con­diciones de mercado, que no permitían asegurar la vida de un título sólo porque en él se dieran una o dos páginas, de un material’ importante, máxime cuanto que, al abandonar Alex Raymond el dibujo de Gordon, esta serie decayó notablemente pese a la buena voluntad y oficio de Briggs. Sin embargo, quedaba establecida la leyenda de Flash Gordon, basada realmente en la popularidad lograda entre los lectores españoles, y ello dará lugar a otra cadena de ediciones de circunstancias, cuando la Hispano Americana renuncia prácticamente a la edición del material americano.

4. El Flash Gordon de Mac Raboy. A partir de 1948 un nuevo autor se hace cargo de la realización de la página dominical de Flash Gordon para la King Features Syndicate. Se trata de Mac Raboy, dibujante poco conocido y peor valorado Son precisamente estas planchas las que, por distribución en España del Internacional News Service, se van a publicar en los últimos años cuarenta y a comienzos de la siguiente década.

En 1949 comienza a editarse la revista Aventuras Maravillosas, la cual no hace sino repetir el viejo modelo del Aventurero o más cercano, el de los suplementos dominicales de los diarios americanos -se trata de ocho páginas de gran tamaño en formato vertical, la primera y la última a todo color, una peseta-, y destina su contraportada a publicar el Gordon de Mac Raboy, bajo el genérico de «Roldán el Temerario», nombre con que el material se difundía en Hispanoamérica.. Cuando a los pocos meses desaparece Aventuras Maravillosas víctima de la falta de una línea editorial otra joven empresa Selecciones de Historietas Graficas toma la mayoría del material para lanzar Aguilucho publicación que, con su gran formato (ocho paginas e interiores en negro) repite la aventura de la anterior; a partir de su número tres, Aguilucho publica a todo color las páginas centrales y dedica la cuatro a «Roldán el Temerario».

Y con ello llegamos a la última etapa del Chicos, una de las más famosas publicaciones de la historia del tebeo español. A partir de la llamada «segunda etapa», la revista pasa a formato de bolsillo, titulándose Chicos al alcance de todos, y. en un fallido intento de renovación editorial, se sustituye por. se­gundones y material de agencia a los grandes dibujantes que en la década anterior habían dado fama a la publicación. Es así como en el número 23 (24 de diciembre de 1950) comienzan a publicarse los comics de «Big Ben Bolt», «Johnny Hazard» y Flash Gordon, a los que posteriormente seguirán « Rip Kir­by», «Cisco Kid» y Brick Bradford». Se trata del Flash Gor­don de Mac Raboy -sobre guiones de Don Moore- y co­mienza a publicarse precisamente por la misma plancha, con -copyright de 1950, que Aguilucho había publicado primero en su número tres; el personaje permanecerá en Chicos hasta el número 64 (27 de abril de 1952), cuando la revista se llamaba ya desde su número cincuenta Chicos Deportivo.

Aún se produce otra edición del material dibujado por Mac Raboy, cuando en 1953 la S. A. E. Gráficas Espejo lanza su colección de «Cuadernos Ilustrados de Sucesos». En ellos en­contramos el material con copyright de 1952. publicado también con el genérico de “Roldán el Temerario».

5. La tira diaria de Dan Barry. A partir de noviembre de 1951 se reanuda la producción de la tira diaria de Flash Gordon, apareciendo al frente de la misma Dan Barry, que posteriormente comienza a difundirse en la revista Boy a partir de 1953 -se trata de una revista de gran formato, doce páginas, la primera y la última a todo color, 2 pesetas-, que en cierta medida repite los modelos anteriores, inspirados en el Aventurero; sin embargo. aquí hay diferencias esenciales, como es la inclusión de material español de calidad, lográndose contenidos más completos a favor del mayor número de páginas. Boy dedicaba inicialmente su doble página central (con cinco tiras, de 1952, por página) a Gordon, comenzando la historia en el momento en que éste llega con Marla y Ray Carson al planeta Tanium. Hasta 1956 no vuelve a editarse el material de Dan Barry en España, en los cuadernos de «Publicaciones M. A. S.», que compartía con «Steve Canyon» y «The Phantom» -18 páginas impresas en negro, más cubiertas a color, 5 pesetas-, comenzando la edición en un momento, inmediatamente anterior a la parte publicada por Boy, empalmando el último cuaderno editado -número trece- con la llegada a Tanium.

6. Colección Héroes Modernos: Flash Gordon. Cuando Dólar comienza a publicar su colección de cuadernos «Héroes -Modernos» lo hace basándose en la popularidad de la marca Flash Gordon y El Hombre Enmascarado entre el público español, intentando resucitar en base a estos personajes el viejo modelo de la colección «Las Grandes Aventuras». Efectivamente, Dólar lanzará, en cuadernos apaisados de formato grande, impresos en negro, con portadas a color y con un pre­cio módico, una serie que, comenzando la publicación con el material de tira dibujado por Dan Barry, empalmará posterior mente con el material de Alex Raymond, reproducido fotográficamente a partir de los cuadernos de la Hispano Americana.

La colección constituye una interesante novedad en el panorama editorial del tebeo español de los últimos años, momento en que ninguna publicación similar existía, pero, desgraciadamente, esta novedad no se correspondió con un éxito comercial equivalente.

En el número setenta, Dólar transforma la colección de cuadernos en otra de «novelas gráficas», una de las primeras que se han difundido en España con este calificativo, divididas -en varias series agrupadas por colores, publicándose Flash Gordon en la serie Amarilla junto a otros personajes famosos. En su conjunto, ambas ediciones tuvieron el interés de ofrecer al lector español una panorámica bastante completa de la saga de Flash Gordon, y ello a través de sus varios dibujantes, cosa que antes no había hecho ninguna otra editorial; lástima que en cambio la edición se resintiera de múltiples fallos de retoque y montaje, muchos de ellos originados por el deficiente material de reproducción de que se partía.

En 1964 la editorial Dólar vuelve a lanzar su colección “Héroes Modernos», ahora con tres series, estando dedicada la Serie B a Flash Gordon y recogiéndose en ella el material de Dan Barry y Mac Raboy, en 75 cuadernos que repiten el modelo de la anterior edición, con el único cambio de las portadas y el aumento de una peseta en el precio. Posteriormente, y como en la anterior ocasión, esta colección pasa a editarse en el formato llamado Publicaciones Gráficas, con la interesante novedad que supone el que en algunos episodios de Flash Gordon se apre­cie cada vez más el trabajo de Ric Estrada, ayudante de Dan Barry, que se hace cargo de la tira diaria a partir de 1965.

Como un último producto de Dólar, hay que contar la edición en ‘libro que realiza a finales de 1964 -96 páginas a todo color pastas en ‘cartoné estampado, 50 pesetas- recogiendo uno de los episodios de- Gordon con los «chicos del espacio» dibujado por Dan Barry. Hay que señalar cómo este libro, y -sus equivalentes dedicados a «The Phantom» y «Mandraque» no logró la suficiente aceptación comercial.

En resumen, puede afirmarse que la editorial Dólar cum­ple un papel similar en los años sesenta al que en la década de los cuarenta desempeñó la Hispano Americana de Ediciones, al poner al alcance del público popular español, en edicio­nes mediocres pero representativas del nivel del mercado, los héroes más clásicos del comic USA.

- Otras ediciones de Flash Gordon. Dada la popularidad de este personaje y la movilidad que la distribución pue­de alcanzar por la edición en periódicos y revistas de diverso tipo, resulta sumamente difícil llegar a una documentación total de las ediciones. Es así como debemos ahora dar referencia a varias publicaciones de distinto signo.

Soriano Izquierdo, dibujante responsable del montaje y los contenidos de Jaimito desde hace más de veinte años, ase­gura que -en este tebeo -valenciano se publicó Flash Gordon, en los primeros años cuarenta. Mi amigo Francisco Rojo Roma de Barcelona, me especifica que Flash Gordon fue publicado en 6 ejemplares de la revista JAIMITO, concretamente de los números 584 a 589. Abajo podemos ver escaneado de algunas de las tiras referidas. Él remontó las páginas (2 por ejemplar) de 5 tiras cada una, en páginas de 3 tiras, añadiéndoles una portada artesanal.

-En los años sesenta, la revista Flaps, de Valladolid, dedi­cada a temas de aeronáutica, publicó esporádicamente el Flash Gordon de Dan Barry.

En 1966, el suplemento infantil del diario El Alcázar comienza a publicar en su número del 20 de agosto a nuestro personaje, con el genérico de «Roldán el Temerario», en el episodio «Los mongoles del espacio», dibujado en el particular estilo de Ric Estrada. Este material, presentado en una edición cuidadosamente parte del sumario variado de la publicación, se publica, hasta el 22 de octubre de 1966, cuando ya el suplemento había tomado el título de Chio y llegaba a su número 42

En octubre de 1966, la revista infantil Domi, plataforma publicitaria de los productos Toddy, comienza a dar la tira diaria, con el titulo de «Roldán el Temerario», agrupada en páginas y con una curiosa presentación verdaderamente antológica: ..... es un tío fenomenal!, famoso por su valentía, siempre decidido a mantener la paz en el Universo.

8. Buru Lan Comics. En enero de 1971 aparece en el mercado la colección «Héroes del Comic», que en mayo del mismo año comienza a publicar su serie Flash Gordon. Se trata de los fascículos, de comics de Buru Lan, S. A. Ediciones, a todo color y con una presentación muy cuidada, que se apoyan en la aceptación popular de los personajes del comic americano, dirigiéndose a un público oficialmente adulto y estimulando el coleccionismo.

Esta edición, la más completa y ambiciosa que nunca se ha hecho en España, arranca del mejor material de Alex Raymond y posteriormente se vuelve hacia atrás, en fascículos de la serie cero, similarmente a como antes hiciera la editorial Dólar para dar el primer material dibujado por Raymond. También se publicaron en la misma colección las páginas dominicales de Austin Briggs y la primera época de tiras diarias de Dan Barry.

Con ello se cierra hasta hoy el ciclo de ediciones españolas de Flash Gordon que se completan con la repetida inclusión del personaje en las páginas de los periódicos españoles en formato de tira diaria. Son treinta y cinco años largos y el Héroe de Raymond aún continúa su andadura editorial...

Posteriormente, Flash Gordon ha sido publicado en España, desde mediados de los años 70 a principio de los 80, por Ediciones Vértice de Barcelona.

También en 1980 la colección "Colosos del Comic" de Editora Valenciana dedicó 38 ejemplares (con reedición de los mismos en dos series distintas de tomos retapados) coloreados con menos acierto que Ediciones B, a Flash Gordon pero de una manera irregular puesto que publicaba aventuras de los años 60, 70 y 1980, intercaladas.

Poco más tarde, en 1983, la Editorial Bruguera de Barcelona, en su colección Pocket de Ases publicó 5 tomitos de 166 páginas cada uno dedicados a Flash Gordon, concretamente los números 14, 25, 27, 31 y 34. Gracias a esta colección, al igual que la mencionada anteriormente de "Colosos del Comic", se podrá ver en España los trabajos para comic book de Al Williamson así como los de Pat Boyette, Reed Crandall, Carlos Garzón y otros.

En 1988, Ediciones B de Barcelona volvería a publicar toda la obra de Alex Raymond con la coloración original y la mejor parte de la de Dan Barry, también coloreada pero con más acierto que Buru Lan en la elección de los colores.

En 1996 Forum de Barcelona publicó un tomo que recogía una miniserie de dos comic books publicados por Marvel con una aventura dibujada por Al Williamson dedicada a Alex Raymond como creador del comic y a Buster Crabbe como primer actor que lo interpretó en la pantalla grande.

En el año 2006, Planeta DeAgostini publica en dos tomos de formato apaisado tamaño 31 x 23,7 centímetros la obra completa del Flash Gordon de Alex Raymond, cogiéndolo de la edición de 6 tomos de Kitchen Sink Press, con un tamaño ligeramente mayor y consiguiendo así que ésta sea la mejor publicación del Flash Gordon De Raymond en España. En el segundo tomo publica a modo de transición 40 "Sundays" de Austin Briggs. En 2011, Panini Comics, publica un tomo con las tiras diarias de Dan Barry desde la primera del 19 de noviembre de 1951 a la del 20 de abril de 1953 siendo esta etapa la mejor publicada en España hasta el momento.

Entrando en el apartado de Miscelaneos, aún podrás ver más publicaciones esporádicas de Flash Gordon en España.

Las primeras ediciones de Flash Gordon en España

DISCLAIMER: Flash Gordon and all related elements are the property of King Features Syndicate.


Todas las páginas de "Flash Gordon":

Flash Gordon. Página Index
Flash Gordon. Primera Parte
Flash Gordon. Segunda Parte
Flash Gordon. Tercera Parte
Alex Raymond
Austin Briggs
Mac Raboy
Dan Barry
Al Williamson
Flash Gordon en España
Flash Gordon en Italia
Flash Gordon en Francia
Flash Gordon en Alemania y países nórdicos
Flash Gordon en comic books
Libros de Flash Gordon
Flash Gordon en el cine
Miscelánea
Novedades
Links


Otras páginas web realizadas por mi

Página Indice    Spanish Superman Homepage     Superman Expandido    Supergirl    Supergirl de Peter David    Superman Forever    Superman Returns    Superman en España    Legion of Super-Heroes    Smallville    Prince Valiant Sundays 1937-1956    Flash Gordon & Jungle Jim (1934-1944)    El Hombre enmascarado (The Phantom)    Tarzan    El Guerrero del Antifaz    Pantera Negra y Pequeño Pantera Negra     Los Diez Mandamientos    El mundo de Suzie Wong    El Eternauta    Kylie Minogue    Kim Wilde    Hurts    Ava Gardner    La ciudad de Amposta    La ciudad de Jaca    Coreano básico para españoles    Evita 1919 - 1952


(C) Copyright Mariano Bayona Estradera - Dolors Cabrera Guillen 1997/2006
Mariano Bayona Estradera 2007-2013
Page made with WebFacil


You can send your messages to my E-Mail address:
Envía tus mensajes a mi Dirección de Correo Electrónico


DOLORS CABRERA GUILLENDOLORS CABRERA GUILLENDOLORS CABRERA GUILLEN
Esta página está dedicada a mi esposa y madre de mis hijos, Dolors Cabrera Guillén, compañera, amiga, amante e inspiración de toda mi vida, que atravesó el Umbral Dimensioanl el 12 de marzo de 2007 a las 18.50 y actualizada siguiendo su última voluntad, ya que antes de irse, me hizo prometerle que no abandonaría la realización de mis páginas web. Nunca será olvidada por nadie que la conociera simplemente porque siempre se volcó en hacer felices a los demás.

Homenaje a Dolors Cabrera Guillén